Normativa

El ámbito de aplicación de las normas de precios de transferencia está regulado en el artículo 57 de la LAT. El artículo antes indicado establece que las transacciones u operaciones entre partes relacionadas, se les aplicará las normas de precios de transferencia siempre que: a) sean realizadas entre una persona residente en Guatemala y una persona residente en el extranjero sin importar que dicho país sea considerado o no un “paraíso fiscal” y b) tengan efectos en la determinación de la base imponible, tanto del periodo en el que se realiza la transacción u operación, como en los periodos subsiguientes.

El artículo 38 del reglamento de la LAT establece que una persona residente en Guatemala se considera relacionada con una residente en el extranjero cuando ambas estén unidas en sus relaciones comerciales, financieras o de servicios, por condiciones aceptadas o impuestas que difieran de las que serían acordadas por personas independientes y que se encuentren dentro de los supuestos que la norma legal establece para considerarlas vinculadas o relacionadas.

 Entonces, para que se considere “parte relacionada”, además que sea residente en el extranjero debe de estar encuadrada dentro de los criterios de vinculación que la norma guatemalteca regula. Por lo anterior, resulta importante indicar que en Guatemala existen siete criterios que determinan la vinculación entre las partes, los primeros seis criterios se encuentran regulados por el artículo 56 de la LAT y 38 del RLAT, los cuales se dan o aplican:

1. Por el control, dirección o posesión de una de las partes del 25% del capital social o derechos de voto, aun cuando sean parientes.

2. Por el control o dirección de cinco o menos personas del 25% del capital social o derechos de voto en ambas partes relacionadas.

3. Por pertenecer a un mismo grupo empresarial por cualesquiera de los siguientes supuestos:

a) por ser una socia o partícipe de la otra.
b) por mayoría de votos.
c) por tener la facultad de nombrar o destituir miembros del órgano de administración o por intervención por parte del representante legal.
d) por mayoría de miembros del órgano de administración de la entidad dominada son ejecutivos de la dominante, entre otros.

4. Por ser un distribuidor o agente exclusivo residente en Guatemala o en el extranjero.

5. A los residentes de Guatemala con sus establecimientos permanentes en el extranjero.

6. A un establecimiento permanente en Guatemala y su casa matriz residente en el extranjero.

La legislación guatemalteca regula un séptimo caso de vinculación establecido en el artículo 60 de la LAT, el cual se refiere a la vinculación en las exportaciones por la intervención de un intermediario que no tenga su residencia o no se dedique de forma mayorista a la actividad de intermediación.

Las operaciones a las que le son aplicables las normas sobre precios de transferencia, como se indicó, son todas aquellas que se realicen entre partes relacionadas ubicadas en el territorio guatemalteco y en el extranjero, tales como venta de bienes sean tangibles o intangibles, prestación de servicios, financiamientos, etc.

Como parte de los criterios de vinculación, la legislación guatemalteca regula lo relacionado con grupos empresariales y el control que debe de ejercer una entidad sobre la otra para considerarse vinculadas. Tal como lo establece el artículo 38 del RLAT, dirigir o controlar “es el poder de influir o determinar las decisiones clave de otra persona. Así mismo, una persona posee indirectamente una participación en el capital de otra, cuando posee una participación en el capital de una entidad, que a su vez posee una de esa otra.” En virtud de lo antes expuesto, en Guatemala sí se contemplan normas que definen qué debe de entenderse por “control” y “dirección” para considerarse vinculadas.

Respecto a los grupos empresariales, es importante agregar que para efectos de los grupos empresariales sus integrantes pueden ser personas naturales o jurídicas; o bien organizaciones con o sin personalidad jurídica, es decir que la legislación guatemalteca permite que los grupos empresariales estén conformados por las personas de cualquiera de las categorías que se indicó anteriormente incluso naturales.